El Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCERL) es el sistema que define y explica los diferentes niveles de expresión y comprensión oral y escrita para lenguas como el inglés.

Este estándar se emplea principalmente en Europa aunque hay otros países que también lo toman como referencia. Es de gran utilidad para profesores, ya que les permite evaluar las competencias lingüísticas de sus alumnos.

En el caso de estudiantes o de personas que necesitan certificar su nivel de inglés para estudiar, trabajar o solicitar una beca en el extranjero, el MCERL les permite comparar la puntuación o nivel obtenidos en exámenes como Cambridge, IELTS o Aptis con el que les exigirán en instituciones de enseñanza o empresas internacionales.

Beginner (A0)

Este nivel se ofrece a las personas que nunca han estudiado inglés anteriormente. Se introducen todas las formas básicas del idioma desde el tiempo presente simple hasta el tiempo pasado simple. En este nivel, los estudiantes aprenderán muy básicamente a reconocer, reaccionar,  formular algunas preguntar y leer diálogos muy básicos en el idioma inglés.

Elementary (A1)

Es el primer nivel del Marco Común Europeo de Referencia (MCER), que define los distintos niveles de un idioma establecidos por el Consejo de Europa. En lenguaje coloquial, este nivel se puede describir como «básico» en el sentido de «Hablo inglés básico».

Corresponde a usuarios básicos con el idioma, es decir, aquellos capaces de comunicarse en situaciones cotidianas con expresiones de uso frecuente y utilizando vocabulario elemental. Es importante recordar que el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCERL) es el sistema que define y explica los diferentes niveles de expresión y comprensión oral y escrita para lenguas como el inglés.

Pre-Intermediate (A2) (Continuidad de A1)

Es capaz de comprender frases y expresiones de uso frecuente relacionadas con áreas de experiencia que le son especialmente relevantes (información básica sobre sí mismo y su familia, compras, lugares de interés, ocupaciones, etc.).

Sabe comunicarse a la hora de llevar a cabo tareas simples y cotidianas que no requieran más que intercambios sencillos y directos de información sobre cuestiones que le son conocidas o habituales.

Sabe describir en términos sencillos aspectos de su pasado y su entorno así como cuestiones relacionadas con sus necesidades inmediatas.

Intermediate (B1)

El nivel B1 corresponde a usuarios independientes con el idioma, es decir, que cuentan con la fluidez necesaria para comunicarse sin esfuerzo con hablantes nativos. 

Es capaz de comprender los puntos principales de textos claros y en lengua estándar si tratan sobre cuestiones que le son conocidas, ya sea en situaciones de trabajo, de estudio o de ocio.

Sabe desenvolverse en la mayor parte de las situaciones que pueden surgir durante un viaje por zonas donde se utiliza la lengua.

Es capaz de producir textos sencillos y coherentes sobre temas que le son familiares o en los que tiene un interés personal.

Puede describir experiencias, acontecimientos, deseos y aspiraciones, así como justificar brevemente sus opiniones o explicar sus planes.

Upper Intermediate (B2)

El nivel B2 corresponde a usuarios independientes con el idioma, es decir, que cuentan con la fluidez necesaria para comunicarse sin esfuerzo con hablantes nativos.

 Puede entender las ideas principales de textos complejos que traten de temas tanto concretos como abstractos, incluso si son de carácter técnico siempre que estén dentro de su campo de especialización.

Es capaz de relacionarse con hablantes nativos con un grado suficiente de fluidez y naturalidad de modo que la comunicación se realice sin esfuerzo por parte de cualquiera de los interlocutores.

Puede producir textos claros y detallados sobre temas diversos, así como defender un punto de vista sobre temas generales indicando los pros y los contras de las distintas opciones.

Advanced (C1)

El nivel C1 corresponde a usuarios competentes con el idioma, es decir, capacitados para tareas complejas de trabajo y estudio.

Es capaz de comprender una amplia variedad de textos extensos y con cierto nivel de exigencia, así como reconocer en ellos sentidos implícitos. 

Sabe expresarse de forma fluida y espontánea sin muestras muy evidentes de esfuerzo para encontrar la expresión adecuada.

Puede hacer un uso flexible y efectivo del idioma para fines sociales, académicos y profesionales. Puede producir textos claros, bien estructurados y detallados sobre temas de cierta complejidad, mostrando un uso correcto de los mecanismos de organización, articulación y cohesión del texto.


¿Querés saber tu nivel de inglés?

Realiza el diagnóstico de nivel online